¿Cómo demostrar el maltrato o abuso infantil?

Como sucede con el bullying o el acoso escolar, el maltrato infantil y los abusos a menores se han convertido en algo más habitual de lo que puede parecer. El Estudio sobre la Evolución de la Violencia a la Infancia en España según las Víctimas de esta década, elaborado por la Fundación Anar, puso de manifiesto que en ese período estos actos se cuadruplicaron.

Dicho estudio destaca además que la edad de las víctimas se ha reducido, muchas agresiones empiezan en torno a los 9 años. En líneas generales se ha producido un aumento del 22 % en los actos violentos o de abuso dirigidos contra los menores de 5 a 12 años de edad.



Tabla de Contenidos

¿Qué es el maltrato infantil?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el maltrato infantil como actos de abuso y de desatención de los menores de 18 años. Este concepto tan amplio incluye maltrato físico, psicológico, abusos sexuales, explotación comercial o cualesquiera otros que dañen la salud física o mental del niño, así como su dignidad o afecten a su desarrollo.

En la mayoría de los casos estos actos son cometidos por aquellas personas que tienen responsabilidad sobre los menores o con los que tienen una relación de confianza. Dándose un abuso de poder.

Hoy en día la exposición a la violencia de género también se considera una forma de maltrato infantil.

Demostrar abuso infantil


Causas del maltrato infantil

Los expertos señalan que el maltrato infantil es un problema multi factorial, es decir, que puede estar originado por diferentes causas. Pero entre ellas se pueden destacar las siguientes:



Patologías y desórdenes mentales de los padres

Las personas con desórdenes mentales que no están debidamente tratados suelen tener problemas para controlar sus impulsos, baja autoestima, poca empatía y rasgos que los hacen más susceptibles de caer en adicciones como el juego, las drogas o el alcohol.

Esta personalidad suele degenerar un actos de violencia contra los hijos que en algunos casos pueden manifestarse en forma de agresiones físicas o verbales y en otras en forma de desatención hacia las necesidades afectivas y materiales de los niños.

Sin embargo, los expertos estiman que solo entre un 10 % y un 15 % de los padres abusadores encajan dentro de este perfil.



Causas económicas

La incapacidad para encontrar un empleo o el hecho de tener un trabajo que no sea suficiente para cubrir las necesidades básicas de la familia puede hacer que los padres acaben pagando sus frustraciones con sus hijos provocando el maltrato infantil.

Esto no implica que en las familias con más recursos económicos no haya abusos, que también los hay, pero la estadística demuestra que estos problemas son más habituales en los estratos sociales más bajos.



Problemas emocionales de los padres

Muchos adultos tienen una inmadurez emocional que les impide enfrentar sus problemas y les genera inseguridad. Esto da lugar a interacciones familiares negativas que pueden degenerar tanto en abusos y violencia contra los menores como en violencia de género.



Culturales

Durante años se ha considerado al padre como el cabeza de familia y una autoridad para todos los miembros de la unidad familiar. Esto ha generado unos roles que hoy en día todavía persisten en muchos hogares.

El progenitor que se siente imbuido de una total autoridad sobre todos los miembros de su familia tiene una mayor tendencia a usar medios de disciplina y educativos que son excesivos.



Mal trato infantil

Antecedentes familiares en el maltrato infantil

Al igual que ocurre con la violencia de género, que es una conducta que suele pasar de generación en generación. Los padres que durante su infancia sufrieron algún tipo de abuso o maltrato infantil por parte de sus progenitores tienen más posibilidades de acabar cometiendo actos de violencia contra sus hijos.



Tipos de maltrato infantil

Físico

Incluye todo tipo de acciones que implican golpes y maltratos sobre los menores, desde los más leves a los más graves.

Marcas, moretones, magulladuras e incluso lesiones suelen advertir de que existe un problema de este tipo.

Este tipo de maltrato infantil es uno de los más graves que puede sufrir un menor. En casos extremos lo puede llevar incluso a la muerte.



Psicológico o emocional

Son conductas y actitudes que se prolongan en el tiempo y afectan a la autoestima del niño y a su estado anímico.

Las conductas que pueden darse dentro de este tipo de maltrato infantil son muy variadas. A modo de ejemplo podemos destacar los gritos, los insultos, las humillaciones, el desprecio e incluso la indiferencia.

Este tipo de maltrato suele generar importantes secuelas que se pueden extender a lo largo de toda la vida del niño.



Negligencia, abandono físico o cognitivo

En algunos casos el maltrato infantil se comete al omitir ciertas acciones. En este caso el daño al niño deriva del hecho de que sus padres o tutores no le presten la atención debida.

El menor queda en un estado de abandono en el que sus necesidades físicas y afectivas básicas no son atendidas.

Algunos ejemplos son no llevar a los niños al colegio, omitir las visitas al pediatra, no cuidar su higiene o no alimentarles debidamente.



Abuso sexual

El abuso sexual incluye todas las conductas que impliquen un contacto sexual entre un menor y un adulto o entre dos menores cuando no están preparados cognitivamente para ello. Se entiende que en estos casos hay un abuso de poder.

Aquí se incluyen las violaciones, pero también otras conductas como los tocamientos, la explotación sexual e incluso las solicitudes con connotaciones sexuales aunque no llegue a haber contacto físico.



Corrupción

Podríamos considerarlo un subtipo de abuso sexual. Se produce generalmente cuando los niños o adolescentes son usados con fines de explotación sexual.

Pero también tiene otras vertientes como iniciar a los niños o jóvenes en el consumo de alcohol o drogas.



Explotación laboral

Este tipo de maltrato infantil no es demasiado frecuente en España, pero sí se da en muchas partes del mundo. Implica obligar a los menores a trabajar y lucrarse además con el trabajo de los mismos.



Maltrato prenatal

Son conductas que realizan las mujeres embarazadas y que pueden causar daños al feto.  En muchos casos están relacionados directamente con el estilo de vida de la madre gestante: abuso de alcohol, alimentación deficiente, indiferencia emocional, etc.



Síndrome de Munchaüsen por poderes

Los progenitores que sufren este problema agravan las enfermedades de sus hijos o incluso les causan enfermedades que no tienen. El objetivo del progenitor es estar siempre en una situación de poder con respecto al niño y además obtener atención por parte de su entorno.



demostar malos tratos infantiles

¿Cómo detectar el maltrato infantil?

Los efectos que se pueden advertir en los menores víctimas de abusos y malos tratos dependen del tipo de problema familiar que estén sufriendo. De hecho, la gama de indicadores de violencia es tan amplia que resulta casi imposible enumerarla completamente, por lo que vamos a indicar solo algunos ejemplos para detectar el maltrato infantil:



Indicadores de maltrato infantil físico

  • Magulladuras o moretones en distintas zonas del cuerpo.
  • Quemaduras de cigarrillos.
  • Fracturas óseas.
  • Cortes.
  • Miedo a estar en compañía de sus padres.
  • Actitud alerta ante posibles peligros.


Indicadores de maltrato infantil psicológico

  • Retrasos en el desarrollo del lenguaje.
  • Retrasos en el desarrollo cognitivo.
  • Apatía.
  • Hiperactividad.
  • Reacciones de ansiedad.
  • Baja autoestima.


Indicadores de negligencia o abandono

  • Ausencias constantes al colegio.
  • Sufre enfermedades leves de forma recurrente.
  • Pasa mucho tiempo solo.
  • Va habitualmente sucio.
  • No recibe la atención médica rutinaria necesaria.
  • Hábitos alimenticios inapropiados.


Indicadores de abandono psicológico o emocional

  • Comportamiento apático.
  • Desconfianza hacia los adultos.
  • Conductas extremas, o bien es demasiado agresivo o se muestra demasiado pasivo ante agresiones.


Indicadores de abuso sexual

  • Irritaciones genitales.
  • Conocimientos sexuales impropios de su edad.
  • Dificultades para andar y sentarse.
  • Conductas sexuales inapropiadas para su edad.
  • Desconfianza hacia los adultos.
  • Infecciones urinarias o genitales.


Indicadores de corrupción

  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Trafica con sustancias ilegales.
  • Transgresión constante de las normas.


Indicadores de explotación laboral

  • Absentismo escolar reiterado y no justificado.
  • Dificultad para realizar actividades lúdicas.
  • Fracaso escolar.
  • Fatiga continua.


Indicadores de maltrato prenatal

  • Síndrome de abstinencia.
  • Microcefalia.
  • Retraso de crecimiento intrauterino.


Indicadores de síndrome de Munchaüsen por poderes

  • Aparición recurrente de enfermedades.
  • Diagnóstico poco claro.
  • Ingresos múltiples en diferentes hospitales.


demostrar abuso menores

¿Cómo prevenir el maltrato infantil?

La lucha contra el maltrato infantil debe ser transversal, puesto que debe implicar a los poderes públicos y también a toda la sociedad.

Desde los Gobiernos se ponen en marcha programas de ayuda, educación y apoyo a las familias para que los adultos desarrollen aptitudes adecuadas que les permitan ser capaces de criar a sus hijos en un ambiente sano a todos los niveles.

Los profesores, pediatras y otros profesionales que trabajan con menores deben recibir formación especializada para ser capaces de detectar casos de abuso y malos tratos.

Todos los adultos tenemos la responsabilidad de denunciar si creemos que un menor puede estar en problemas.



¿Qué dice la ley sobre el maltrato infantil?

El legislador español es consciente de que los menores deben gozar de una especial protección, por eso en varios artículos del Código Penal se hace referencia directa a delitos cometidos contra menores de edad.

Es el caso de la prostitución de menores, las lesiones a menores de edad, las agresiones sexuales, etc.

Se tipifican también las negligencias en el cuidado por parte de los padres. Esto incluye conductas como el abandono o incluso el impago de la pensión de alimentos si los progenitores están separados.



¿Qué responsabilidad civil o penal tiene un agresor?

Los delitos de abuso y malos tratos a menores tienen una especial gravedad desde el punto de vista ético y social, por eso se imponen mayores penas que si la víctima fuera un adulto.

Lo habitual es que se imponga una pena privativa de libertad que será más o menos larga en función del delito cometido. Esta pena se suele acompañar de otras que intentan proteger al menor evitándole el contacto con el adultoque le ha causado daño. Por eso se pueden restringir las visitas o incluso suspender la patria potestad del autor del delito.



¿Cómo demostrar el maltrato o abuso infantil?

En algunos casos los efectos del maltrato son tan evidentes que sirven en sí mismos como prueba, pero esto suele ocurrir cuando es un maltrato físico o sexual. En el resto de los casos puede llegar a resultar muy complicado demostrar que se está produciendo un delito de este tipo.



Grabadoras espía y cámaras ocultas para demostrar el maltrato infantil. ¿Puedo utilizar cámaras y grabadoras espías como prueba en un juicio?

Cuando un delito ocurre en la intimidad de un domicilio se vuelve muy difícil de demostrar, de ahí que se busquen medidas alternativas para obtener pruebas.

Son ya varios los casos de padres o madres que sospechaban que sus hijos estaban siendo maltratados o abusados por la niñera o incluso por familiares o amigos y han optado por instalar grabadoras o cámaras espía en la casa.

En la gran mayoría de los casos la jurisprudencia se muestra favorable a aceptar estas grabaciones como un medio de prueba válido. Esto se debe a que con frecuencia no existe otro modo de demostrar lo que está ocurriendo.

Si la grabación demuestra que se está cometiendo un delito y se ha realizado únicamente con este fin, se aceptará en el juicio.



¿Dónde denunciar el maltrato infantil?

Existen varias asociaciones dedicadas a la lucha contra el maltrato infantil y se puede acudir a ellas. No obstante, desde Fapmi (Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil) se aconseja notificar las sospechas directamente a la Policía.

Si eres testigo del maltrato en el mismo momento en que sucede puedes llamar directamente al 091. Si por el contrario crees que existe una situación de abuso del menor que se da de forma continuada en el tiempo, lo mejor es que lo denuncies en comisaría.



Tú puedes ser la única vía para detener el abuso o maltrato infantil

Si tienes constancia o sospechas de que existe cualquier tipo de maltrato infantil hacia un menor denúncialo de forma inmediata.

Los niños están totalmente indefensos ante ese tipo de conductas y somos los adultos los únicos que podemos ayudarles. Una sencilla llamada o una visita a la comisaría puede conseguir abrir la puerta a ese menor para que salga del infierno que está viviendo.



Esperamos que este artículo te haya resultado de utilidad. Si ha sido así, nos encantaría que nos dejaras tu valoración. También nos gustaría leer tus comentarios ¡los esperamos!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos + 12 =