¿Se puede instalar una cámara espía en un cuarto de baño?

Si nuestra intimidad es siempre importante, lo es todavía más cuando estamos en un sitio tan delicado y tan privado como el cuarto de baño. Sin embargo, en más de una ocasión hemos visto casos en los que por casualidad han sido descubiertas cámaras espía en un cuarto de baño privado e incluso en algunos de uso público. Por eso, en esta ocasión vamos a analizar con más detenimiento la legalidad de la cámara espía en el baño.

¿Es legal instalar una cámara espía en el baño?

Hace unos meses se hizo famoso el caso de la sanción al director de un instituto por haber colocado cámaras espía en un cuarto de baño para controlar a los alumnos y evitar el bullying o que fumaran a escondidas.

Recientemente se ha dado a conocer el caso de una empresa en el que una trabajadora encontró por casualidad una cámara oculta en el dispensador de papel higiénico. Por ahora nadie sabe quién es el culpable y se está llevando a cabo una investigación para poder denunciar a los responsables.

En el primero de los casos la cámara no grababa la zona de los retretes, sino la zona de los lavabos. En el segundo la filmación se hacía directamente de la zona del WC.

Camara espia en baño

Aunque son casos muy diferentes, en realidad el hecho es totalmente ilegal en ambos casos. No se puede instalar una cámara espía en el baño.

Si echamos un vistazo al artículo 197 y siguientes del Código Penal nos encontramos con delitos que afectan a la intimidad y al propia imagen. Y no es difícil ver que no hay lugar más íntimo que un cuarto de baño.

Esto implica que hacer una grabación con una cámara espía en un baño es un delito castigado con pena de prisión de uno a cuatro años y multa de 12 a 24 meses.

¿Puedo publicar las grabaciones en Internet?

Si el simple hecho de instalar una cámara oculta en un cuarto de baño y captar imágenes ya es un delito, difundirlas solo contribuye a agravar todavía más el daño causado al derecho a la intimidad de los afectados.

Esto supone que la pena que se impone en estos casos es todavía mayor. De hecho, si alguien recibe un vídeo o una imagen de este tipo y tiene constancia de que la misma se ha obtenido de forma ilegal y la difunde, también puede ser sancionado con multa o incluso con prisión.

Así que hay que andarse con mucho ojo. No solo no se deben instalar cámaras espía en cuartos de baño, sino que tampoco se deben difundir las imágenes, ni siquiera por parte de personas que no son las responsables de la grabación.

¿Puedo instalar cámaras en baños que no son de mi propiedad?

Hace unas semanas analizábamos la posibilidad de instalar cámaras espía en casa y veíamos que esto era legal en la mayoría de los casos, pero también aquí hay límites. Ni siquiera en tu casa puedes instalar una cámara en el cuarto de baño.

Piensa que esta estancia será usada por todos los miembros de la familia e incluso por personas que vengan de visita. Si usas una cámara espía estarás vulnerando la intimidad de todos ellos.

camara oculta baño

Si en tu propiedad no puedes poner una cámara, mucho menos en una propiedad ajena. En lugares como Corea del Sur y Japón y existe una importante problemática social y se ha desatado una auténtica paranoia, especialmente entre las mujeres, que son las más afectadas, al haberse incrementado la instalación de cámaras ocultas en baños públicos y la difusión de esas imágenes.

En España esto no es muy común, afortunadamente, pero se han dado algunos casos. Quien hace esto está cometiendo una auténtica ilegalidad.

Consecuencias de no seguir la ley a este respecto

Tal y como veíamos antes, este tipo de conductas son sancionadas con multa y también con penas privativas de libertad.

El artículo 197 del Código Penal hace una exhaustiva regulación de aquellos actos que pueden vulnerar la intimidad de las personas y tipifica conductas como:

  • Obtener imágenes a través de cámaras espía que puedan atentar contra la intimidad de las personas.
  • Difundir esas imágenes.
  • Compartir ese contenido si se tiene constancia de que se ha obtenido ilícitamente.

Y la protección no se limita a los espacios públicos, también se extiende a los privados. Este artículo también prevé sanciones para quienes compartan imágenes captadas en un domicilio o en otro lugar alejado de la vista de terceros que puedan vulnerar la intimidad del protagonista, aunque este hubiera dado su consentimiento para que la grabación se realice.

Es legal instalar una camara en un aseo

¿En qué casos se recomienda instalar cámaras espía en el baño?

Es cierto que muchas veces las cámaras espía son de gran utilidad para descubrir ciertas conductas o incluso delitos.

Una cámara instalada enfocando a la zona pública del cuarto de baño de un instituto nos puede poner en alerta sobre posibles casos de acoso escolar. Mientras que una cámara similar en una empresa nos puede revelar si hay empleados que usan el cuarto de baño para perder tiempo de su jornada laboral o que están robando material.

Pero, por muy tentador que pueda resultar descubrir este tipo de situaciones, lo cierto es que no hay ninguna situación que justifique o que haga recomendable la instalación de una cámara espía en un baño.

Esto es muy importante tenerlo en cuenta, puesto que ningún juez va a aceptar ninguna justificación ante un delito de este tipo.

Por muy buenas intenciones que tenga quien ha instalado la cámara, incluso aunque no se hayan tomado imágenes comprometidas al no grabarse los retretes, el simple hecho de poner una cámara espía en un cuarto de baño ya es un delito.

Por tanto, lo mejor es abstenerse de realizar una conducta de este tipo. Si crees que en el cuarto de baño de tu casa o de tu lugar de trabajo se está produciendo algún tipo de situación que pueda vulnerar la legalidad, deberías buscar otra forma de obtener pruebas que sí sea legal y te pueda servir en un juicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + 3 =